fbpx

Qué son los oráculos y cómo se leen

Si estás leyendo este artículo es porque alguna vez te has preguntado qué son los oráculos y cómo se leen. Pues bien, vamos a tratar de responder a tus inquietudes.

Según la raíz latina oraculum, la definición de oráculo es la siguiente: es una respuesta divina que llega a las personas a través de los sacerdotes u otros ministros.

oraculos

Dicha respuesta suele presentarse mediante señales físicas o símbolos que son interpretados por estos representantes.

Si deseas saber más sobre qué son los oráculos y cómo se leen sigue leyendo.

Definición de oráculo

Una definición de oráculo diferente sería la del lugar físico donde se realiza este tipo de consultas y se recibe la respuesta.

Los griegos contaban con numerosos oráculos que eran visitados y consultados por los dirigentes para tomar las decisiones más importantes. Y esta tradición griega continuó también en la época romana.

Los oráculos de Delfos y de Dodona

Los oráculos más conocidos son el de Delfos y el de Dodona.

El Oráculo de Delfos está situado junto al monte Parnaso y fue uno de los más importantes de la antigüedad. El lugar estaba consagrado al dios Apolo y era considerado en su tiempo como el ombligo del mundo.

Aunque el oráculo de Delfos era el más conocido en aquellos tiempos, también había otros notorios y de gran valor, como era por ejemplo el oráculo de Dodona, situado en los montes Pindo, donde se rendía homenaje a la diosa Dione.

oraculo dodona
Oráculo Dodona

Otras culturas y civilizaciones, además de la griega, también tenían oráculos. En Egipto uno de los más importantes fue el de Siwa, que se construyó en honor al dios Amón-Ra y que fue utilizado, entre otros, por el gran Alejandro Magno.

Los romanos crearon sus propios oráculos, de los cuales el más conocido era el oráculo de la Sibila de Cumas, pero también heredaron y usaron los oráculos griegos. Por otra parte, los pueblos fenicio y hebreo también tuvieron sus propios oráculos.

La figura encargada de interceder entre el hombre y la divinidad era la pitonisa, que era quien atendía las consultas que se le hacían al oráculo. La pitonisa era una mujer de conducta noble e intachable que vivía en el oráculo y que lo gestionaba durante toda su vida.

Hoy en día también se utiliza la palabra oráculo para referirse a una persona a la que se respeta por su experiencia y su sabiduría.

Lectura de oráculos

La lectura de oráculos surgió, por tanto, como respuesta a la obsesión de los hombres por adivinar su futuro o dar respuesta a ciertas preguntas.

lectura oraculos

¿Cuáles eran las preguntas que se hacían los hombres en la Antigüedad? Pues por ejemplo cómo iría la cosecha ese año, qué tiempo haría o quién iba a ganar una batalla.

A diferencia del tarot, los oráculos generalmente responden a preguntas simples y concretas.

¿Y cómo se interpretaban las respuestas del oráculo? Normalmente, la pitonisa interpretaba símbolos en las piedras, en el tintineo de campanillas o en la forma de las vísceras en los sacrificios de animales.

También podía interpretar la situación de las estrellas en el cielo o la posición de las cartas del tarot.

Hoy en día los oráculos, más que responder directamente a las preguntas que les hacemos, lo que hacen es mostrarnos el camino a seguir y nos ayudan a conectarnos con nuestra sabiduría interior.

La lectura de oráculos es, pues, una herramienta muy valiosa a la hora de interpretar lo que nos está pasando y cómo hallar soluciones a través del inconsciente.

Cómo se consulta un oráculo

En este apartado te explico cómo se consulta un oráculo.

Actualmente podemos conseguir oráculos en internet, pero en realidad para nosotros un oráculo podría ser cualquier imagen o figura que nos inspire y que pensemos que puede ayudarnos a orientarnos.

Para empezar, tendremos que limpiar energéticamente el oráculo, ya sea con esencias o con una vela.

Prepararemos una estancia tranquila en la que nos sintamos cómodos, con buena iluminación y donde podamos meditar. Podemos colocar en este espacio una vela o un mineral de cuarzo.

Colocaremos el oráculo frente a nosotros y diremos lo siguiente: «Yo, (tu nombre), me pongo en contacto con este oráculo para que me ayude a encontrar mi camino. Te pido que con tu energía de amor limpies esta estancia de energías negativas y me conectes con mi ser más profundo e inconsciente. Gracias».

Después, podemos barajar las cartas o las runas, por ejemplo, mientras invocamos al oráculo y a nuestros maestros o ángeles, y les pedimos mentalmente que nos regalen mensajes positivos en relación a la consulta que hayamos hecho.

Puntuación

Otros artículos del blog

Call Now Button¡LLAMAR CON VISA!